Sobre mí

Mi mejor amigo me dijo un día: “Yo escribo, porque es la única forma en la que permaneceré en el tiempo” Realmente me gustó como sonó, y lo convencido que él está sobre esto. Yo no estuve tan clara desde el principio.

Cuando me preguntan cuál es mi hobbie, dudo al responder y para ser sincera nunca quedo conforme con lo que digo. Uno de ellos lo descubrí en mi niñez tan pronto aprendí a leer, y el otro me lo conseguí de adulta, cuando acepté que me gustaba la soledad. Lo llaman Storyteller.  Entonces, me gusta leer y contar historias.

Según mi familia, yo leo hasta las páginas amarillas. Con las historias soy un poco más selectiva.  Siempre me ha gustado experimentar, escuchar, analizar, y luego —sí y solo sí, vale la pena —contarlo.

He notado que muchas de esas historias se han ido diluyendo o transformado en mi memoria.  Incluso hay algunas que se fugaron, no me dio tiempo de retenerlas.

Escribo entonces, porque soy amante de las historias y de la atmósfera mágica que se crea a través de ellas.  Escribo para luchar contra el tiempo y evitar a toda costa que su ingratitud alcance mi memoria.  Escribo porque alguien pensó que sería muy divertido leer mis aventuras, y por qué no, lo que muchas veces pienso y no digo en voz alta.

Escribo porque me es difícil imaginar lo duro que debe ser vivir sin recuerdos, vivir sin historias.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: